lunes, 16 de mayo de 2011

Hábitos de Estudios en los hijos ¡Un dolor de cabeza!

¿Cuántas veces te hiciste esta pregunta ¿Cómo desarrollo hábitos de estudios en mis hijos ?

No eres el Único (a) que te hace esa pregunta. Es una de las preguntas más comunes que me hacen los padres.

Debo decirte que el momento ideal para inculcar hábitos de estudios en nuestros hijos (as) es justamente cuando se inicia en la escuela. Es la oportunidad de oro para crear en ellos hábitos de estudios; realmente implementar hábitos de estudios a los hijos demanda de mucha energía, consagración, paciencia y disciplina.

¿Cómo iniciamos? Debemos dirigir sus actividades con cautela y pasito a pasito nuestro hijo(a) se irá interesando por los nuevos conocimientos. ¿Cómo lograrlo? ¡Fácil! Implemente rutinas, la manera más eficaz de instruirle para que sean capaces de adaptarse a las actividades de la vida diaria.

¿Pero qué es una rutina? Según el Diccionario Larouse 2010 es una costumbre o hábito que se adquiere al repetir una misma tarea muchas veces, es decir son ritmos de actividades que se mantienen estables, por lo tanto una vez que el niño(a) la adquiere la desarrollará diariamente.

Es importante señalar que estas rutinas no son innatas, por lo que los padres debemos establecérselas para que se conviertan en parte integral de la vida del niño(a).

¿Por qué es importante el desarrollo de rutinas en nuestros hijos (as)?

La práctica nos ha enseñado y los especialistas lo confirman, que el desarrollo de rutina en nuestros hijos les proporciona orden y claridad, les permiten prever y anticipar lo que va a acontecer y les permiten distinguir los distintos momentos del día estimulando así su capacidad temporal. Gracias a ellas nuestros hijos (as) irán obteniendo una serie de hábitos de alimentación, higiene, sueño (dormirán las horas precisas), entre otras… que le permitirán convertirse en una persona segura e independiente ya que el poder controlar lo que sucede a su alrededor les genera tranquilidad y estabilidad emocional.

La escritora estadounidense Elena de White, en su bestseller. Conducción del Niño señala al respecto:“La madre debiera ser la maestra y el hogar la escuela donde cada niño reciba sus primeras lecciones, y esas lecciones debieran incluir hábitos de laboriosidad”. Madres, permitid que los pequeños jueguen al aire libre; permitidles que escuchen los cantos de los pajarillos y conozcan el amor de Dios tal como se expresa en sus bellas obras. Enseñadles sencillas lecciones del libro  de la naturaleza y de las cosas que los rodean, y a medida que sus mentes se expandan, pueden añadirse lecciones de los libros y pueden fijarse firmemente
en su memoria. Pero que aprendan también a ser útiles, aun en sus años más precoces.” 
 
Precisas sus palabras no en vano tienen más de 100 años de escrito y continúa siendo un bestseller. Las rutinas son las bases fundamentales del desarrollo de los hábitos de estudios. Si bien es indiscutible, que para algunos padres es cada vez más difícil hallar el tiempo suficiente para sentarse a estudiar o ayudar a sus hijos a hacer sus tareas. Es fundamental y definitivo en las vidas de nuestros hijos (a) guiarlos físicamente para que aprendan a adquirir hábitos de estudio y una organización eficiente de sus tareas. 

Ahora que sabemos los beneficios de las rutinas son la base para los hábitos de estudios. Querrás saber las pautas para su establecimiento, si las quieres saber no te pierdas nuestro próximo post.

Se despide de ti, tu amiga y psicóloga,

Claritza A. Rosa Vargas

-------------Publicidad-------------



Publicar un comentario