jueves, 1 de septiembre de 2011

La Importancia del Saludo


No solo se trata de educación, porque este simple gesto tiene un gran valor simbólico, obviamente depende de cómo se exprese para ser entendido como un gesto de cercanía, de proximidad, de relación profesional, afectiva, o un mero gesto de cortesía y de buenas costumbres. De hecho su ausencia demuestra un posible enfado o irritación, surgiendo de ahí la frase de retirar el “saludo” como reflejo de hostilidad y enemistad.

Las formas en las que se puede realizar el saludo son múltiples: una mirada, una elve inclinación de la cabeza, unas palabras, estrechar las manos, besarse, etcétera. Siempre se debe corresponder al saludo, como señal de cortesía. Rechazar el saludo es considerado como falta de educación o síntoma de un gran enfado.

Formas de saludo
Cuando saludamos trasmitimos mucha información y debemos observar con atención la forma en la que lo realizamos.
Una forma de saludo es con una expresión verbal, el tradicional “buenos días” o “buenas tardes” o simplemente “hola” ¿Qué tal?”, este tipo viene dado cuando nos cruzamos con personas que conocemos, como forma de buena educación y cortesía.
La forma más tradicional de realizar el saludo es el apretón de manos, siendo la fórmula que se usa habitualmente en el mundo profesional y social. Siempre que vayas a estrechar la mano a una persona debes mirarla a los ojos. No hacerlo, puede decirle que somos personas poco seguras o estamos mintiendo. El apretón de manos debe ser corto y firme pero sin rudeza. Demasiado corto puede demostrar falta de interés y poca motivación, mientras que un saludo más largo puede indicar ilusión y ganas de colaborar.
Otra forma de saludar es el abrazo, es una manera mas efusiva y se utiliza entre personas que se conocen bastante o en ocasiones especiales; suele darse cuando llevan mucho tiempo sin verse, para felicitar o para expresar un sentimiento de mayor proximidad o sentimiento, como por ejemplo, al dar el pésame. Esta forma de cortesía es mucho más utilizada por los hombres y es poco habitual entre las mujeres.
El beso es otra forma de saludo. Se utiliza para expresar afecto y es empleado entre familiares, aunque cada más, se utiliza en la vida social y empresarial. Es habitual acudir a encuentros empresariales o a donde acuden políticos, donde este tipo de saludo se utiliza de manera habitual, demostrando quienes lo realizan, un mayor acercamiento a personas de relevante posición y que denota proximidad a ellos, perdiéndose las formas tradicionales del apretón de manos. Este tipo de saludo es una forma más íntima y de mayor confianza y se debe pensar que hay personas que no desean ser saludadas así.
En cualquier caso, se debe observar lo que sea más habitual en la sociedad en la que se encuentre y hacer lo que esté más extendido.

¿Cuándo se utiliza?
Por ejemplo: a la llegada a la universidad o al centro de trabajo, cuando nos cruzamos con alguna persona que conocemos, cuando nos dirigimos a una persona y le vamos a preguntar alguna cosa, al entrar en un recinto donde hay varias personas, etc.

Recomendaciones a tener en cuenta:
Cuando inicies un saludo debes mirar a los ojos de tu interlocutor para que este sienta que es un gesto sincero y de acercamiento; no debes olvidar la sonrisa que produce un sentimiento más favorable, y todo saludo, siempre debe ir acompañado de unas palabras agradables y por último, elegir el tipo de saludo a realizar.
A la llegada a nuestra universidad, es indispensable saludar amablemente a todos los compañeros y colaboradores. No olvidemos que el saludo es un gesto de cordialidad y buenas costumbres y nos permitirá ganar amigos.
Si nos encontramos enfadados o de mal humor, no debemos retirar el saludo a otra persona; la gente no tiene la culpa de lo que nos sucede y podemos perder una buena relación amical.

Publicado en:  www.logros.edu.pe




Publicar un comentario