jueves, 28 de junio de 2012

Noe Pampa - Historias de Éxito


Mi nombre es Noe Benjamin Pampa Quispe, nací en la ciudad  de Huancane-Puno, una ciudad constrastante de belleza natural, mi padre es Florentino y mi Madre Doña Nieves, en esos trajines de vida por esas tierras, mis ancestros conocieron la palabra de Dios para profesar la religión Adventista del Séptimo Día, fruto de ello, mis padres decidieron educarnos a sus 4 hijos por la educación adventista, brindarnos la herencia sublime de un valor incalculable que es la educación cristiana. Estudie mis estudios primarios en diferentes escuelas adventistas como la isla de Amantani y la Isla flotante de los Uros. Mis estudios secundarios los realice en el Colegio Adventista del Titicaca, fue donde las primeras semillas de principios y valores fueron sembrados para alzar vuelo y proseguir con la meta.
Apartir de la década de 90, después de realizar el servicio militar obligatorio en el Cuzco, recuerdo que un día, trajinando por los aledaños de la fortaleza de Sacsayhuaman, decidí viajar a la Capital-Lima para realizar mi sueños de estudiar en una Universidad de la Ciudad de Lima, en esa etapa de preparatoria, un domingo me entro una curiosidad de conocer la Universidad Peruana Unión, al llegar al campus de Ñaña, me sorprendí por el ambiente de tranquilidad y paz, fue entonces que decidí inscribirme al examen de admisión, al ingresar entre los primeros puestos, comunique a mis padres que había sido aprobado. Al recibir la noticia mi madre se emocionó y lloro de alegría por escuchar que uno de sus hijos estudiaría en una Universidad Cristiana. Puedo decir que la actitud de mis Padres hacia la educación cristiana y el ambiente de estudio me ayudaron decidir y plasmar mis objetivos de proseguir hasta concluir el ciclo universitario.
Fueron años maravillosos de logros, pruebas, experiencias, tanto la competencia académica-científica de mis profesores de área y la competencia de formación espiritual impartida por mis profesores de Formación Cristiana, juntos me brindaron una formación de una educación integral de valores. 

Recuerdos fructíferos de las semanas de oración de enriquecimiento espiritual fueron claves en mi formación de carácter. Un grato recuerdo  que llevo en mi memoria fue del “Águila, simbolo de los que esperan en el SEÑOR” de Isa. 40:30-31 teniendo como orador el Pr. Alejandro Bullón en una de las graduaciones, otro personaje Biblico fue de “Josué, símbolo de los que Confian en el SEÑOR” Josué 1:9 mi texto favorito, me forme e hice de ellos mi padrón de inspiración motivacional de nuevos desafios y sueños a lograr.
Generalmente el estudiar en una Universidad Privada lleva un costo económico, pero muchas veces el tener en mente la decisión de cumplir un objetivo que es terminar el ciclo universitario hace que los demás vengan por si solas, porque en nuestra constitución llevamos el ser ingeniosos, de sobrevivencia. El financiamiento de mi ciclo universitario partió de 3 formas. La primera forma de auto sostenimiento fue vendiendo los Productos Unión por diferentes lugares como Jaén, Huánuco, Tingo María, Huaraz y muchos lugares, gracias a ellos me ayudaba económicamente y culturalmente conociendo nuevas culturas y costumbres de nuestro Perú; la segunda forma fue por becas que ofrecía la Universidad por méritos de notas de las disciplinas que sin duda fue un incentivo muy grande en proseguir con los estudios; y la tercera forma fueron mis padres, con todo lo que pudieron ayudarme económicamente y sobre todo sus incentivos de proseguir a la meta fueron determinantes de terminar mi ciclo universitario; mas, digamos no fueron años todo de color de rosa, hubo momento de pruebas y lagrimas, el solo comer una vez por día en algunas ocasiones, como también algunas deudas que pagar cuando fui robado todo el dinero que vendí de los Productos Unión, fueron experiencias de valorar la vida, que sin lugar a dudas que Dios estaba dirigiendo mis pasos para proseguir a una meta llegar.
Una vez graduado, después de sustentar mi tesis de titulación para recibir el grado de Ingeniero en 1997 fui llamado a trabajar en la Facultad de Ingeniería y Arquitectura de la UPeU, durante esos periodos en mi memoria guardaba la inspiración del Aguila del texto bíblico de Isa. 40:30-31 “los que esperan en el SEÑOR renovarán sus fuerzas; se remontarán con alas como las águilas, correrán y no se cansarán, caminarán y no se fatigarán” así con ese sueño y decisión me prepare para alzar un vuelo hacia el País federativo del Brasil. Realice mis estudios de maestría en Ingeniería de Alimentos en la Universidad Estadual de Campinas-UNICAMP, Brasil (2003), después de recibir el titulo de magister realice mis estudios de Doctorado en Ingeniería Química en la UNICAMP (2007), una vez de recibido el grado de Doctor realicé el Postdoctoral en el área de Ciencia y Tecnología de Alimentos en la UNICAMP (2009). También realice diversos estudios de extensión universitaria en aprendizaje acelerada, lectura dinámica, inteligencia emocional y estudios avanzados en teología en el SALT-UNASP.
Entre los premios y honra a méritos puedo mencionar que fui  premiado en la educacion primaria e secundaria, en la educación superior fui premiado por el Programa de Estudiantes de Convenio Perú-Brasil de Postgrado con una beca integral para la maestría en Ingeniería de Alimentos-UNICAMP, también fui premiado y seleccionado para una beca integral para el programa del Doctorado por el Gobierno Brasileño-CAPES, luego fui premiando también por el Programa Nacional de Post-Doctorado del Gobierno Brasileño con una beca integral para realizar el Post-Doctoral en la en UNICAMP. Como también recibí diversas honras de congratulación institucional, fui ganador al “Premio Sin Fronteras Orgullo Peruano 2010” a peruanos exitosos por su trayectoria y méritos personales y profesionales a peruanos residentes en el extranjero, patrocinada por el Ministerio de Relaciones Exteriores del Perú.
Desarrollé la función de  Investigador Científico y Docente Credenciado en la Facultad de Ingeniería de Alimentos de la UNICAMP (considerada por el ranking mundial entre las mejores universidades por su excelencia internacional de investigación). Actué en el área de Ingeniería de Procesos,  Ciencia y Tecnología de Biopolimeros, Polímeros, Alimentos funcionales y Nanotecnología. También como ponente y expositor en congresos y conferencias; publiqué diversos artículos científicos en periódicos, revistas científicas nacionales e internacionales.
Desde el ciclo básico al ciclo universitario la semilla de la educación cristiana con valores y principios estaba plasmado en mi ser. Desde la  Maestría al Postdoctoral pude sentir la presencia de Dios activa, como su promesa es verdadera y no tarda.
Recuerdo que cuando me detuve en la línea divisoria entre la frontera de Brasil y Bolivia, oré a Dios para que tan solamente nunca me abandoné en esas tierras lejanas conforme a su promesa, llegué al Brasil a la terminal de la Ciudad de Campinas del estado de São Paulo con 5 reales en el bolsillo, al inicio de la maestría fue una experiencia de pruebas, su idioma, su cultura y el ritmo de vida; el proceso de selección de beca mediante el convenio estaba aún comenzando, por lo tanto mi situación financiera estaba “cero” empecé a vender unos dulces (pasocas y cocadas) sabrosos a base de coco y maní para solventarme y solventar gastos para el orfanato a  cuidados por ADRA. Un viernes llego mi prueba de fidelidad, mi ganancia de ese mes fue de 20 (veinte) reales, un día viernes con solo 2 reales  en el bolsillo que sería el diezmo, en mi humanidad tenía un conflicto que estaba destinado para el pasaje a la Universidad, recordé en ese instante de un pasaje bíblico en Malaquías 3:10 “Traed todos los diezmos…probadme…si nos os abriré las ventanas de los cielos y derramaré…hasta que sobreabundante” decidí devolver el diezmo, para el pasaje  por la fe Dios proveería; no tardó su promesa, ese domingo un amigo americano me obsequio 10 reales, inmediatamente 1 real separé el diezmo, así pasando algunas semanas la Unicamp me brindo un valor de 350 reales, 35 reales seria el diezmo. Fueron periodos de pruebas y de fe, muchas veces mi alimentación era a base de gaseosa y pan, noches de descanso que pasaba en la terminal terrestre, porque no había un lugar donde recostar mi cabeza, una noche en esos parques públicos pensaba descansar, mas las tormenta de la lluvia no dejo que pasara la noche y busque una casa deshabitada de emergencia, entre a un cuarto desabitado y recosté mi cabeza en un lecho de piedra y pude experimentar que por lo menos mi cuerpo descansaría; momentos de prueba, y lagrimas de dolor me azotaron, como quien ya desistiendo y regresar a mi País, sin embargo fueron esos momentos que me encontré con Dios, sentir su presencia, confiar en sus promesas, experimentar que solos nunca y jamás lograremos nuestros sueño. Muchas veces Dios permite que pasemos por esos valles de lágrimas y pruebas de crisoles para purificar las escorias de nuestro carácter. Llegado las vacaciones decidí colportar en sur del Brasil, luego de un periodo cuando regrese a  Unicamp, me vi con una sorpresa que estaba aprobado y seleccionado con una beca integral por el convenio Peru-Brasil, humanamente pensaba que no sería posible por la cantidad de centenas que se presentan para algunas vacantes, Dios me tenía esa sorpresa en el tiempo y lugar cierto.
A partir de ese periodo ya con beca, fielmente mis diezmos eran separados porque realmente los cielos se abren, me alimente con alimentos saludables y naturales y un lugar cómodo donde reposar y recostar mi cabeza. En el periodo del doctorado fui aprobado y seleccionado también con una beca integral, igualmente los diezmos era separados, como no todo es color de rosas; tuve la oportunidad de tener un asesor muy competente, inteligente y un fervoroso católico italiano, en un determinado momento me solicito realizar algunos cursos de analisís experimental los viernes de noche, le explique que profesaba la Fe Adventista, y el sábado es destinado para Dios, inmediatamente me dijo que haría una carta dirigida al Pastor de mi Iglesia solicitando el permiso para los viernes de noche, explique que no funcionaria de esa manera, así como la Biblia nos muestra respecto al sábado, al final ya con síntomas de no estar de acuerdo, me duplico el trabajo de investigación por no aceptar su pedido. Después de la sustentación de mi tesis doctoral, me felicito por la sustentación aprobatoria, etc, al final le hice una invitación para despedirme y orar por él y su familia que sería mi única oportunidad, después de la oración vi en su rostro emocionado en lágrimas por presentarle a  Jesús para que cuidara de él. 
Pasado algunos meses, recibí un edital para Doctores para una convocatoria de selección para realizar el Postdoctoral para una vacante, presenté mi  Curriuclum vitae y  certificados de estudios etc. y luego a pasar las fases de exámenes respectivos; para mi sorpresa entre las decenas, fuimos aprobados dos para la final que sería la entrevista con 4 jurados, en mi turno la primera pregunta fue relacionados al conocimientos del área de investigación, luego preguntas de procedencia del ciclo universitario, etc. Al saberlos, conocieron que procedía de una Universidad Adventista, y hacerles conocer que allí (UPeU) se produce ciencia y tecnología como el centro de aplicación de Productos Unión. La entrevista se volvió más dinámica e interesante al hacerles saber que abrazo la Fe Adventista y guardo el Santo Sábado, uno de los jurados me afirmo que todo investigador científico tiene que trabajar los sábados de lo contrario sería improductivo, etc, etc,  en mi respuesta siempre con una respuesta oportuna que los domingos es el día para optimizar los trabajos, luego fue de la carne de cerdo que si podría investigar y comer, etc, etc, les respondía claro que con gusto investigaría y que la ciencia ya demostró y demostraría que hay virus y parásitos microscópicos que son detectados por microscopio de transmisión, por lo tanto no seria apto consumir; parecía un debate de doctrinas, porque entre los jurados habían 3 que profesaban la religión budista, islamismo y el catolicismo, en resumen, luego me preguntaron  cuál es el objetivo de la existencia de la Iglesia Adventista, oré a Dios para que me dé palabras y la oportunidad de presentarles a Jesús, dije en un tono de llamado que este mundo está llegando a su fin, Jesús en breve descenderá de los cielos para buscarnos, hay señales de su pronta venida, queramos o no queramos Él volverá en gloria, y es el momento de prepararnos, que lindo seria esperar trabajando por su causa y realizando investigaciones científicas para el bien de la humanidad, terminado el “llamado” vi en sus rostros el silencio de paz y de esperanza de escuchar las buenas nuevas. Inmediatamente me solicitaron retirarme de la sala y esperar el veredicto final al siguiente día. Humanamente pensé que no seria aprobado por motivo del sábado, como también me llenaba de satisfacción de hablarles de Jesús y su venida, y confiar en su promesa de que si no era aprobado Dios tendría preparado algo mejor para mi vida; al día siguiente mi nombre fue aprobado y publicado para el Postdoctoral  y entendí que el mundo precisa de escuchar las buenas nuevas de salvación. Igualmente fue contemplado con una beca integral y los diezmos y ofrendas eran separados para su obra.
Durante todo este periodo hasta el momento puedo afirmar que Dios nunca y jamás te abandona, sus promesas son reales y verdaderas, las ventanas de cielo se abrieron 170 veces más, y los grados académicos fue una recompensa como también bridarme una familia, mi esposa y mi hijito Josué Armstrong nombre en memoria a  quien condujo al pueblo elegido a la tierra prometida, a quien Jehová hablo diciendo, tan solamente “esfuérzate y sé muy valiente; no temas ni desmayes porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas” (Josué 1:9)
Nunca y jamás desistan de sus sueños, inspírense en el Águila como símbolo de los que esperan en Jehová, lo cierto es que todos tenemos o hemos tenido, sueños, planes, ambiciones o metas en algún momento de la vida. Sin embargo quiza has experimentado profundos desengaños tratando de alcanzarlos. Hay quienes incluso ya abandonaron el anhelo por alcanzar sus sueños. El águila vuela a gran altura, con rapidez y majestuosidad ¿Pensaste alguna vez a dónde van las águilas cuando llega la tormenta? ¿Dónde se esconden?. Las águilas no se esconden!!!!. Abren sus alas, que pueden volar hasta una velocidad de 90 km/h en ascención y enfrentan la tormenta. Saben que las nubes oscuras, la tempestad y las descargas eléctricas pueden tener una extensión de 50 metros, pero allá arriba brilla el sol. En esa lucha terrible pueden perder plumas, herirse, pero no temen y siguen adelante. Después, mientras todo el mundo queda a oscuras allá abajo, ellas vuelan victoriosas en paz allá arriba. 

Queridos Jóvenes y padres de familia, Dios tiene un plan mayor a tus sueños. En las tormentas de la vida, Jesús te toma con sus alas de tus manos y renueva tus fuerzas  porque nasciste para valor allí en el cielo azul.
Para que te inspires en el Águila, deja de lado primeramente todo negativismo y pesimismo, apártate de los que sólo piensan en cosas negativas porque muchas veces es contagioso y peligroso; acércate a los que tienen tu misma esperanza de triunfar en la vida. Entusiásmate en realizar tus sueños, entusiásmate con el éxito de tu prójimo como sería de ti. Imagínate un modelo de competencia y haz tu evaluación para saber que te está faltando para llegar a la meta. Para llegar a la meta ocupa tu tiempo en todo momento, desenvuelve tus habilidades y tus talentos. Solo así no tendrás tiempo de criticar a los otros.
No acumules fracasos pero si experiencias, saca provecho de los problemas y no te dejes vencer por ella. Descubre las oportunidades en los fracasos, muchas veces las dificultades y muros en la vida se vuelven instrumentos importantes de ayuda al camino del éxito.
Los premios de la vida no se encuentran al comienzo, mas si al final de cada jornada, esfuérzate cada día, cada momento como si fuera tu última oportunidad. ¡Los deberes de hoy cumple hoy, mañana será demasiado tarde, ayuda al quien necesita tu ayuda, mañana será muy tarde, estudia lo que tienes que estudiar hoy, mañana será demasiado tarde!
Recuerda que no todos tienen la misma oportunidad que tienes, estudia para aprender, estudia y esfuérzate para cosechar los frutos que te esperan mañana. Esfuérzate, aprovecha todos los momentos de tu vida, persevera hacia tu objetivo hasta llegar a la meta deseada, lucha y trabaja, como si fuera tu última oportunidad de llegar al sueño que te propones, así estarás sembrando para cosechar buenos frutos. Recuerda que estás frente a la vida!!!. No tengas miedo de enfrentarla, deja que los fríos te congelen o  vengan tormentas, o en calor sofocante, todo esto  te ayudara a ser fuerte y  valiente solo asi crecerá tu confianza en Dios, por que El nos prometió que en medio de lágrimas de dolor nunca y jamás nos abandonará, asi, purificará tu alma y tu espíritu, solo así estarás habilitado para triunfar en esta vida!!


PosPHD Noe Pampa Quispe
Ex-Alumno CAT
Ex-Alumno UPeU
Ex-Alumno UNICAMP
Investigador en Harvard University 

--------------------------------------------------------------------------

Publicar un comentario