viernes, 29 de marzo de 2013

Por qué Murió Jesucristo? - La Pascua

Por qué Murió Jesucristo? - La Pascua


¿Qué significa la pascua?
Cristo estaba muriendo y no había visto los resultados de su sacrificio. Nadie entendía por qué él estaba muriendo, y eso rasgaba más aun su corazón. Los sacerdotes y los dirigentes le injuriaban diciendo: A otros salvó, sálvese a sí mismo, Si es el Cristo, el escogido de Dios, que descienda de la Cruz. Claro que era el Cristo, claro que podía descender de la cruz, pero no había venido a salvarse a sí mismo. Eran incapaces de entender la muerte de Cristo, no entendían la gravedad del problema del pecado; Nadie entendía. Ellos querían que no hubiese esclavitud, que no hubiesen ladrones, hambre, guerras; querían vivir en paz, eran gente normal como cualquiera de nosotros. Y él estaba muriendo sin ver un solo fruto de su sacrificio. Sus discípulos habían huido, su madre lloraba por él a sus pies y eso no le consolaba absolutamente, más bien le llenaba de dolor porque su propia madre no entendía por qué él estaba allí.
Por fin la voz de uno de los ladrones iluminó sus últimos instantes de vida: -Acuérdate de mí cuando vengas en tu reino- escucho. Había hallado a alguien que entendía la verdadera dimensión de su muerte: librar al hombre del problema del pecado y darle vida eterna. Por eso Cristo, tomando fuerzas le dijo las palabras más maravillosas que cualquier ser humano gustaría escuchar: De cierto te digo hoy, estarán conmigo en el paraíso.
Hay mucha gente que se conduele con Cristo en estas fechas. No entienden el significado de la pascua. Ellos quieren que Cristo baje de la cruz para que acabe con sus problemas personales, pero no quieren rendirse a sus pies y gozar los beneficios de su muerte sustitutoria.
El ladrón en la Cruz continuó sintiendo los terribles dolores de la muerte, pero moría con esperanza. Ahora, su dolor valía la pena, ahora estaba garantizada su salvación. Tal vez Cristo no te quite el problema que te hace sufrir pero te dice: Te aseguro, estarás conmigo en el paraíso, yo morí por ti.
Por eso murió Jesús, para salvarte de una muerte eterna y darte la vida más inimaginable y maravillosa que se pueda disfrutar. No pierdas la oportunidad de pedir que él te asegure un lugar allí, y, soporta un poco más. Ya viene el día de gloria.
Dios te bendiga


Fuente: Pr. Juan Choque Fernandez - 21 Días de Poder - Día 13
Publicar un comentario